Puedes usar las siguientes herramientas para detener la situación de violencia:

 “Tiempo fuera”

Si están muy enojad@, es mejor hablar cuando estén más calmados, Lo más recomendable es alejarse o mantener el silencio por un lapso de tiempo (5 minutos, horas, tú decides el tiempo). El tiempo y la distancia dependen de la situación y de cada pareja. Para que el alejamiento no sea malinterpretado, debe quedar claro la razón del alejamiento y el tiempo que durará. El silencio sin explicaciones o “poner al hielo”, también es una forma de violencia.

“Comunicación asertiva”

Es expresar de manera clara, directa y sincera nuestros sentimientos. Puedes usar las siguientes palabras:

  • Cuándo tú… me criticas todo el tiempo
  • Yo me siento….mal
  • Me gustaría….que no lo hagas
  • ¿Qué piensas?

El propósito es identificar la actitud que nos molesta o lo que no nos agrada de una persona. Expresa tus emociones sin violencia.

“Busca apoyo”

En momentos de crisis, es normal pensar en ideas de todo tipo, a veces influenciadas por el sufrimiento y la ira. Hablar con alguien fuera de la pareja permite ordenar los pensamientos y llegar a algunas conclusiones; puede ser tu amigo/a, algún familiar, un profesor/a, un psicólogo o una institución que pueda orientarlos como el IpDH Salud.

“Tú tomas la decisión”

En una relación de pareja, las decisiones deben ser consensuadas, pero a veces hay que tomar decisiones de manera independiente. Si tienes una relación tóxica, es mejor terminar.

La decisión para detener la violencia es tuya.

Siguenos en:

© 2023 – Instituto para el Desarrollo Humano – Bolivia

Verificado por MonsterInsights