Si, como adolescente tienes derechos sexuales y reproductivos que garantizan la decisión de elegir de forma informada un método anticonceptivo adecuado para ti y no se requiere la autorización de tus padres.
Pero es necesario que acudas a un centro de salud donde te orientarán sobre las ventajas y desventajas de los métodos anticonceptivos.
En el Centro de Salud IpDH podemos orientarte.

Siguenos en:

© 2023 – Instituto para el Desarrollo Humano – Bolivia

Verificado por MonsterInsights